Justificación del plan de estudios 2014-2

El nuevo plan de estudios de la MSP se ha integrado con base en la experiencia educativa que se tiene a lo largo de casi 30 años, en la Facultad de Medicina y Psicología de la Universidad Autónoma de Baja California para la formación de profesionales en Salud Pública, de donde han egresado generaciones de profesionales de la salud que se han desempeñado en actividades relacionadas a la Salud Pública a nivel local, regional, nacional e internacional.

Este plan de estudios responde a las necesidades permanentemente cambiantes de la Salud Pública, como consecuencia de la transición epidemiológica y sociodemográfica que vivimos, y a la influencia cada vez más amplia de la globalización económica y sociocultural. Todo ello nos lleva a plantear un diseño curricular congruente con esta realidad, que permita la formación de profesionales de la Salud Pública con una clara conciencia de servicio a la comunidad, sensibles a la problemática que enfrenta nuestro sistema de atención para salud, con la capacidad para enfrentar los retos sanitarios y epidemiológicos que se les presenten, utilizando un abordaje de contexto, holístico y sistémico, con las herramientas metodológicas apropiadas, bajo un sólido perfil bioético y de respeto a la diversidad cultural, religiosa, de género, sexual, lingüística y demás. Se busca la formación de sanitaristas comprometidos en alcanzar un acceso equitativo a los servicios de salud para las personas, las familias y las comunidades, identificando las barreras de acceso a estos servicios y haciendo propuestas efectivas para la resolución de dichas barreras. Comprometidos con la educación de las personas y los grupos para lograr el beneficio de la salud, convirtiéndose en formadores de los educadores y de los multiplicadores de esa educación.

La necesidad de abordar los problemas de la Salud Pública bajo un enfoque sistémico, de contexto, hacen particularmente apropiadas las modalidades de educación basada en competencias, que tienden a orientar la práctica de la Salud Pública en las respuestas sociales, necesidad y demanda que ha sido creciente en los últimos quince años y que el enfoque por competencias aborda de una manera más pertinente. En esta lógica, la estructuración de las respuestas educacionales basada en competencias se propone como uno de los posibles procesos dinamizadores de la transformación requerida por las Instituciones Educativas en Salud Pública, sobre la que ha habido consenso en diversos foros continentales. Muchas escuelas de Salud Pública a nivel nacional e internacional integran ya este modelo educativo basado en competencias a sus programas, existiendo una variedad de enfoques sobre las competencias generales y específicas en Salud Pública que ofrecen las instituciones educativas, modeladas en ocasiones de acuerdo a sus propias necesidades y recursos. La propuesta de competencias disciplinares para un maestro en Salud Pública establecida por la Asociación de Escuelas de Salud Pública de Norteamérica (ASPH por sus siglas en inglés) se considera apropiada para nuestro programa, dado que integra los ejes curriculares que se han venido desarrollando en nuestros alumnos a través de los años y se cuenta con una infraestructura y recursos para adoptarla en su totalidad, además de que se considera pertinente ante la meta a mediano y largo plazo de lograr la acreditación internacional del programa. Estas competencias se presentan bajo cinco ejes específicos para la disciplina, que incluyen competencias en bioestadística, salud ambiental, epidemiología, administración y política pública, y ciencias sociales y del comportamiento, y cinco ejes transversales que incluyen competencias en comunicación e informática, diversidad y cultura, liderazgo, ciencias biológicas aplicadas a la Salud Pública, profesionalismo, planeación estratégica y pensamiento sistémico. (Calhoun, Ramiah, Weist, & Shortell, 2008)

Además de ajustar los contenidos del nuevo programa de MSP a la filosofía universitaria, a la construcción de competencias esenciales en el egresado (incluyendo la transversalización de competencias) y a situar la formación académica en un panorama de contexto, se busca consolidar el reconocimiento de calidad del programa ante los organismos acreditadores nacionales e internacionales, principalmente ante el Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC), y el Council on Education for Public Health (CEPH). También se busca la integración con asociaciones nacionales e internacionales de escuelas de Salud Pública que permita fortalecer la vinculación interinstitucional y el desarrollo mismo del programa.

 

Competencias para el Maestro en Salud Pública (Calhoun et al, 2008)
Competencias

 

Descripción de la competencia
Disciplinares Bioestadística Desarrollar y aplicar el razonamiento y los métodos estadísticos para abordar, analizar y resolver problemas en Salud Pública, en el cuidado a la salud y en investigación biomédica, ya sea clínica o poblacional.
Salud ambiental Abordar el estudio de factores ambientales incluyendo factores biológicos, físicos y químicos que afectan la salud de una comunidad y hacer las propuestas pertinentes para mejorarla.
Epidemiología  Analizar los patrones de enfermedad y daño en poblaciones humanas y la aplicación de este estudio al control de los problemas de salud.
Administración y política pública Analizar la información para la toma de decisiones concerniente al suministro, calidad y costos de los cuidados para la salud para individuos y poblaciones, tanto desde el aspecto administrativo como político, en la estructura, proceso y desenlace de los servicios para la salud incluyendo costos, financiamiento, organización, resultados y accesibilidad a los servicios.
Ciencias sociales y del comportamiento Abordar los factores sociales, culturales y del comportamiento relativos a la salud y a las disparidades en la salud durante el ciclo de vida de los individuos y las poblaciones para desarrollar, administrar y evaluar programas y políticas en Salud Pública y en servicios de salud para promover y mantener ambientes saludables y vidas saludables para los individuos y las poblaciones.
Transversales Comunicación e informática Recolectar, manejar y organizar datos para producir información e interpretar lo que se intercambia a través del uso de signos y símbolos; recabar, procesar y presentar información a diferentes audiencias en persona, a través de tecnologías de la información o a través de los medios; y diseñar de forma estratégica el proceso de intercambio de información y conocimiento para alcanzar ciertos objetivos.
Diversidad y cultura Interactuar con diversos individuos y comunidades para producir o impactar un desenlace determinado en Salud Pública.
Liderazgo Crear y comunicar una visión compartida de un futuro cambio, para solucionar exitosamente retos organizacionales y comunitarios, y para encauzar los compromisos en metas.
Biología en Salud Pública Incorporar el contexto biológico y molecular a la práctica de la Salud Pública.
Profesionalismo Demostrar valores, elecciones éticas y una práctica profesional en las decisiones en Salud Pública; para considerar el efecto de distintas opciones sobre la equidad, la justicia social, la administración y sustentabilidad en las comunidades; y comprometerse con el desarrollo personal e institucional.
Planeación de programas Diseñar, desarrollar, implementar y la evaluar las estrategias para mejorar la salud individual y colectiva.
Pensamiento sistémico Reconocer las propiedades de diferentes niveles de influencia que resultan de la interacción dinámica entre humanos y sistemas sociales y cómo esos niveles afecta las relaciones entre los individuos, los grupos, las organizaciones, las comunidades y los ambientes.